El contrato de trabajo es la manifestación de la voluntad de las partes de establecer una relación laboral por la cual una de las partes, el trabajador, presta sus servicios de forma retribuida dentro del ámbito de organización y dirección de la otra parte, el empresario, de conformidad con la regulación establecida en el Estatuto de los Trabajadores.

¿Cómo se formaliza el contrato de trabajo?

Contrato de trabajo verbal o por escrito

El contrato de trabajo puede celebrarse tanto por escrito como de palabra. En este último caso se presumirá que el contrato existe siempre que se den los requisitos para la existencia de una relación laboral, es decir, que el trabajador preste sus servicios bajo la dirección y organización de un empresario que los recibe a cambio de proporcionar una retribución económica. Cualquiera de las partes podrá exigir en cualquier momento durante el transcurso de la relación laboral que el contrato se formalice por escrito.

No obstante, existen determinados casos en los que sí se exige que los contratos consten por escrito:

En aquellos casos en que el contrato no se haga constar por escrito habiendo obligación de hacerlo, se presumirá que es por tiempo indefinido y a jornada completa, salvo que se demuestre su naturaleza temporal o el carácter a tiempo parcial de los servicios.

En todo caso, cuando la relación laboral sea de una duración superior a las cuatro semanas, el empresario deberá informar por escrito al trabajador sobre los elementos esenciales del contrato y las principales condiciones relativas a la prestación laboral, siempre que dichos elementos y condiciones no figuren en el contrato de trabajo formalizado por escrito.

Comunicación

Desde el momento de la formalización del contrato el empresario tiene un plazo de 10 días para comunicar a la oficina pública de empleo el contenido de los contratos de trabajo o de sus prórrogas.

El empresario debe previamente entregar a la representación legal de los trabajadores una copia básica de todos los contratos que deban celebrarse por escrito, salvo los contratos de alta dirección, sobre los que únicamente existe deber de notificación. La copia básica contendrá todos los datos del contrato salvo el número del documento nacional de identidad, el domicilio, el estado civil, y cualquier otro que pudiera afectar a la intimidad personal del trabajador.

Una vez firmada la copia básica por la representación legal de los trabajadores o cuando ésta no exista, se enviará a la oficina de empleo.

También te puede interesar

Contenido del contrato de trabajo

Contenido del contrato de trabajo

Duración y período de prueba

Duración y período de prueba

El contrato indefinido

El contrato indefinido