El contrato en prácticas, regulado en el artículo 11.1 del Estatuto de los Trabajadores, tiene como finalidad la obtención de la práctica profesional adecuada al nivel de estudios o de formación cursados por los trabajadores que tengan las siguientes titulaciones:

  • Título universitario: Licenciado universitario, Ingeniero, Arquitecto, Diplomado universitario, Ingeniero técnico y Arquitecto técnico.
  • Título de formación profesional de grado medio o superior: Técnico o Técnico superior de Formación Profesional reglada, de la Formación Profesional específica, siendo equivalentes a los anteriores los títulos de Técnico Auxiliar (FP1) y Técnico Especialista (FP2).
  • Título oficialmente reconocido como equivalente a los anteriores.
  • Certificado de profesionalidad que habilite para el ejercicio profesional.

El contrato en prácticas puede concertarse dentro de los cinco años siguientes a la obtención de los correspondientes estudios. Este plazo es ampliable a siete años cuando se trate de un trabajador con discapacidad. En el caso de personas que hayan realizado sus estudios en el extranjero, el cómputo se efectuará desde la fecha del reconocimiento u homologación del título en España, cuando la homologación sea exigible para el ejercicio profesional. No obstante, si el trabajador es menor de 30 años no se tendrá en cuenta la fecha de terminación de los estudios.

Mediante convenio colectivo de ámbito sectorial estatal o, en su defecto, sectorial de ámbito inferior, se podrán determinar los puestos de trabajo, grupos, niveles o categorías profesionales objeto de este contrato.

¿Cómo se formaliza el contrato en prácticas?

El contrato de trabajo en prácticas deberá formalizarse siempre por escrito, haciendo constar expresamente la titulación del trabajador, la duración del contrato y el puesto o puestos de trabajo a desempeñar durante las prácticas.

En caso de que el contrato no se formalice por escrito se presumirá celebrado por tiempo indefinido, salvo que se acredite su naturaleza temporal. En caso de tratarse de prácticas a tiempo parcial la ausencia de forma escrita hace presumir que el contrato es a jornada completa, salvo que se pruebe lo contrario.

El empresario, antes de la celebración del contrato, deberá obtener certificación del Servicio Público de Empleo en la que conste el tiempo que el trabajador ha estado contratado en prácticas con anterioridad a la contratación a realizar. Si en el plazo de 10 días, la oficina de empleo no ha emitido el certificado el empresario quedará exonerado de la responsabilidad que pudiera derivarse.

El empresario deberá entregar una copia básica del contrato a los representantes de los trabajadores y comunicar el contenido del contrato y sus prórrogas al Servicio Público de Empleo en el plazo de diez días hábiles siguientes a la contratación.

A la terminación del contrato el empresario deberá entregar al trabajador un certificado en el que conste la duración de las prácticas, el puesto o puestos de trabajo desempeñados y las principales tareas realizadas en cada uno de ellos.

¿Cuál es la duración del contrato en prácticas?

Duración

El contrato en prácticas tiene limitaciones en cuanto a la duración: no podrá ser inferior a seis meses ni exceder de dos años. Dentro de estos límites los convenios colectivos de ámbito sectorial podrán determinar la duración del contrato, atendiendo a las características del sector y de las prácticas a realizar.

Prórrogas

Si la duración del contrato en prácticas es inferior a la máxima establecida se podrán acordar hasta dos prórrogas, salvo disposición en contrario de los convenios colectivos y teniendo en cuenta que la duración total del contrato debe limitarse al plazo máximo establecido y que la duración de cada prórroga no podrá ser nunca inferior a la duración mínima del contrato establecida legal o por convenio.

Si tras agotarse la duración máxima del contrato el trabajador continúa prestando servicios sin que haya mediado denuncia expresa, el contrato se considerará prorrogado tácitamente como contrato ordinario por tiempo indefinido, salvo prueba en contrario que acredite su temporalidad.

Suspensión del contrato

Con carácter general, la suspensión de los contratos no comportará la ampliación de la duración de los contratos en prácticas, salvo pacto en contrario. No obstante, las situaciones de incapacidad temporal, riesgo durante el embarazo, maternidad, adopción o acogimiento, riesgo durante la lactancia y paternidad interrumpirán el cómputo de la duración del contrato.

Denuncia

Cuando el contrato en prácticas tenga una duración superior a un año, la parte que formule la denuncia está obligada a notificar a la otra su terminación con una antelación mínima de quince días. El incumplimiento por el empresario de este plazo dará lugar a una indemnización equivalente al salario correspondiente a los días en que dicho plazo se haya incumplido.

Período de prueba

El período de prueba no podrá ser superior a un mes para los contratos en prácticas celebrados con trabajadores que estén en posesión de título de grado medio o de certificado de profesionalidad de nivel 1 o 2, ni a dos meses para los contratos en prácticas celebrados con trabajadores que están en posesión de título de grado superior o de certificado de profesionalidad de nivel 3.

Si al término del contrato en prácticas o para la formación el trabajador continuase en la empresa, no podrá concertarse un nuevo período de prueba, computándose la duración del contrato a efectos de antigüedad en la empresa.

¿Cuál es la retribución de los contratos en prácticas?

La retribución del trabajador será la fijada por el convenio colectivo para los trabajadores en prácticas, sin que, en su defecto, pueda ser inferior al 60% o al 75 % durante el primero o el segundo año de vigencia del contrato, respectivamente, del salario fijado en convenio para un trabajador que desempeñe el mismo o equivalente puesto de trabajo.

Estas cuantías no podrán ser en ningún caso inferiores al Salario Mínimo Interprofesional. En el caso de los contratos a tiempo parcial el salario mínimo indicado se reducirá en proporción al tiempo efectivamente trabajado.

¿Existen limitaciones a la contratación en prácticas?

Ningún trabajador podrá estar contratado en prácticas en la misma o distinta empresa por tiempo superior a dos años en virtud de la misma titulación o certificado de profesionalidad. Tampoco se podrá estar contratado en prácticas en la misma empresa para el mismo puesto de trabajo por tiempo superior a dos años, aunque se trate de distinta titulación o distinto certificado de profesionalidad.

A estos efectos, los títulos de grado, master y, en su caso, doctorado, correspondientes a los estudios universitarios no se considerarán la misma titulación, salvo que al ser contratado por primera vez mediante un contrato en prácticas el trabajador estuviera ya en posesión del título superior de que se trate.

Tampoco será posible concertar un contrato en prácticas en base a un certificado de profesionalidad obtenido como consecuencia de un contrato para la formación celebrado anteriormente con la misma empresa.

Quedan expresamente excluidas del ámbito de aplicación del contrato en prácticas las prácticas profesionales realizadas por estudiantes como parte integrante de sus estudios académicos o de los cursos de formación profesional.

También te puede interesar

El contrato para la formación y el aprendizaje

El contrato para la formación y el aprendizaje

El contrato a tiempo parcial

El contrato a tiempo parcial

El contrato indefinido

El contrato indefinido