El contrato de trabajo por tiempo indefinido de apoyo a los emprendedores se encuentra regulado en el Artículo 4 de la Ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral.

Este tipo de contrato se crea con el fin de facilitar el empleo estable y a la vez potenciar la iniciativa empresarial para las empresas de menos de 50 trabajadores y se podrá concertar hasta que la tasa de desempleo en España se sitúe por debajo del 15%.

El contrato se celebrará por tiempo indefinido, y se deberá formalizar por escrito en el modelo establecido por el Servicio Público de Empleo Estatal.

El régimen jurídico de estos contratos, así como los derechos y obligaciones que se derivan de él se regirán, con carácter general, por lo dispuesto en el Estatuto de los Trabajadores y en los convenios colectivos para los contratos por tiempo indefinido, con la única excepción de la duración del período de prueba que será de un año en todo caso.

La principal característica de estos contratos es la aplicación de determinados incentivos fiscales en el Impuesto de Sociedades y de bonificaciones en las cuotas empresariales a la Seguridad Social. En el caso de que el contrato sea a tiempo parcial, tanto los incentivos fiscales como las bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social se aplicarán de forma proporcional a la jornada de trabajo acordada en el contrato.

Requisitos que deben cumplir las empresas

  • Tener menos de 50 trabajadores.
  • No podrán concertar este tipo de contratos las empresas que en los seis meses anteriores a la contratación hubieran realizado despidos por causas objetivas declarados improcedentes por sentencia judicial o despidos colectivos, realizados a partir del 8 de julio de 2012 y referidos a la cobertura de puestos de trabajo del mismo grupo profesional que los afectados por los despidos y para el mismo centro o centros de trabajo.
  • El derecho a los incentivos está condicionado al mantenimiento de la relación laboral durante al menos tres años. No obstante, no se entenderá incumplida esta obligación cuando el contrato de trabajo se extinga, una vez transcurrido el periodo de prueba, por causas objetivas o despido disciplinario procedente, dimisión, muerte, jubilación o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez del trabajador o por la expiración del tiempo convenido o la realización de la obra o servicio objeto del contrato. En caso de incumplimiento se deberá proceder al reintegro de los incentivos.

Incentivos fiscales

Las empresas que suscriban estos contratos tendrán derecho a determinados incentivos fiscales en el Impuesto de Sociedades, recogidas en el artículo 37 de Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades:

Primer contrato de trabajo a menor de 30 años

Si el primer contrato de trabajo concertado por la empresa es con un menor de 30 años, tendrá derecho a una deducción fiscal de 3.000 euros en la cuota íntegra del período impositivo correspondiente a la finalización del período de prueba.

Contratación de desempleados con prestación contributiva

En caso de contratar desempleados que hayan estado percibiendo una prestación contributiva por desempleo durante al menos tres meses en el momento de la contratación, la empresa tendrá derecho a una deducción fiscal de la cuota íntegra del período impositivo correspondiente a la finalización del período de prueba, consistente en un importe equivalente al 50% del menor de los siguientes importes:

  • El importe de la prestación por desempleo que el trabajador tuviera pendiente de percibir en el momento de la contratación.
  • El importe correspondiente a doce mensualidades de la prestación por desempleo que tuviera reconocida.

Esta deducción resultará de aplicación para los contratos realizados en el periodo impositivo hasta alcanzar una plantilla de 50 trabajadores, y siempre que, en los doce meses siguientes al inicio de la relación laboral, se produzca, respecto de cada trabajador, un incremento de la plantilla media total de la entidad en, al menos, una unidad respecto a la existente en los doce meses anteriores.

El importe de la deducción a que tiene derecho la empresa quedará fijado en la fecha de inicio de la relación laboral y no se modificará con posterioridad. La empresa requerirá al trabajador un certificado del Servicio Público de Empleo Estatal sobre el importe de la prestación pendiente de percibir en la fecha prevista de inicio de la relación laboral.

El trabajador contratado en estas condiciones podrá voluntariamente compatibilizar cada mes, junto con el salario, el 25% de la cuantía de la prestación que tuviera reconocida y pendiente de percibir en el momento de su contratación. No obstante, el trabajador deberá solicitar el derecho a la compatibilidad de la prestación en los 15 días siguientes al inicio de la relación laboral.

En cualquier caso, cuando el trabajador no haga uso de esta posibilidad, se mantendrá el derecho a las prestaciones por desempleo que le restasen por percibir en el momento de la contratación, siendo de aplicación las reglas sobre suspensión y extinción de las mismas que establece la Ley General de la Seguridad Social.

Bonificaciones en las cuotas empresariales a la Seguridad Social

Adicionalmente, las empresas tendrán derecho a las siguientes bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social por la contratación de desempleados inscritos en la Oficina de Empleo que pertenezcan a determinados colectivos. Estas bonificaciones son compatibles con otras ayudas públicas que tengan la misma finalidad, aunque la suma de todas las bonificaciones aplicables no podrá superar el 100% de la cuota empresarial a la Seguridad Social.

Jóvenes entre 16 y 30 años

Por la contratación de jóvenes entre 16 y 30 años, ambos inclusive, la empresa tendrá derecho a una bonificación en la cuota empresarial a la Seguridad Social durante tres años, cuya cuantía será la siguiente:

Primer añoSegundo añoTercer año
83,33 €/mes (1.000 €/año)91,67 €/mes (1.100 €/año)100 €/mes (1.200 €/año)

Cuando estos contratos se concierten con mujeres en sectores en los que estén menos representadas, las cuantías anteriores se incrementarán en 8,33 €/mes (100 €/año).

Primer añoSegundo añoTercer año
91,66 €/mes (1.100 €/año)100 €/mes (1.200 €/año)108,33 €/mes (1.300 €/año)

Mayores de 45 años

Por la contratación de personas mayores de 45 años que hayan estado inscritos en la Oficina de Empleo al menos doce meses en los dieciocho meses anteriores a la contratación, la empresa tendrá derecho a una bonificación en la cuota empresarial a la Seguridad Social, de 108,33 €/mes (1.300 €/año) durante tres años.

En el caso de tratarse de mujeres en sectores en los que este colectivo esté menos representado, las bonificaciones serán de 125 euros/mes (1.500 euros/año).

También te puede interesar

El contrato indefinido

El contrato indefinido

El contrato de obra o servicio determinados

El contrato de obra o servicio determinados

El contrato de interinidad

El contrato de interinidad