El contrato de trabajo formalizado por escrito debe contener los elementos esenciales del contrato, esto es, la información que en todo caso debe contener el contrato para que sea considerado plenamente válido, elementos tales como la identificación de las partes, la duración, la retribución y demás condiciones de trabajo.

Contenido del contrato de trabajo

Identificación

El contrato deberá incluir la identidad de las partes firmantes, es decir, del empresario y del trabajador. Se debe tener en cuenta que únicamente podrán contratar la prestación de su trabajo las personas que tengan plena capacidad de obrar. Asimismo, con carácter general, no podrán trabajar los menores de 16 años. Sí podrán hacerlo los de edad comprendida entre los 16 y los 18 que vivan de forma independiente y cuenten con el consentimiento de sus padres o tutores, pero se deberán respetar ciertas limitaciones, por ejemplo, no podrán realizar trabajos nocturnos ni horas extraordinarias.

Duración y condiciones de trabajo

Se deberá expresar la fecha de inicio de la relación laboral y la duración de la misma, así como el período de prueba, si es que lo hubiera. Se detallarán también las condiciones de trabajo en cuanto a horario, distribución de la jornada de trabajo, centro de trabajo, así como la duración de las vacaciones y sus modalidades de atribución.

También deberá hacerse constar en el contrato la modalidad de contratación, así como el convenio colectivo aplicable a la relación laboral, en caso de haberlo.

Categoría profesional

Se expresará el objeto del contrato consistente en la descripción de las funciones que el trabajador ha de desempeñar, incluyendo su categoría profesional, en términos suficientes que permita conocer el contenido específico del trabajo.

Retribución

En el contrato de trabajo se debe expresar tanto la cuantía del salario base inicial como los complementos, así como la periodicidad del pago de la retribución.

Validez del contrato de trabajo

Si el contrato de trabajo resultase ser nulo, el trabajador podrá exigir la remuneración correspondiente a un contrato válido, por el trabajo que ya hubiese prestado. Si tan solo fuese nula una parte, el resto seguirá siendo válido y se completará de conformidad con las fuentes de la relación laboral, tales como, la normativa laboral aplicable, el convenio colectivo si lo hubiera, o los usos y costumbres profesionales.

También te puede interesar

Duración y período de prueba

Duración y período de prueba

Derechos y deberes en el contrato de trabajo

Derechos y deberes en el contrato de trabajo

El contrato indefinido

El contrato indefinido