Desde el 1 de enero de 2012 existe la obligación de cotizar por los empleados del hogar en el Régimen General de la Seguridad Social, Sistema Especial para Empleados del Hogar. La obligación de cotizar existe desde la fecha de inicio de la actividad, permanece mientras dura la actividad laboral y se extingue cuando se produce el cese en la prestación de la actividad y corresponde al empleador o al empleado en función del tipo de contingencia.

El pago de las cuotas se debe hacer efectivo durante el mes siguiente a su devengo de manera obligatoria mediante el sistema de domiciliación en cuenta abierta en una entidad financiera autorizada para actuar como oficina recaudadora de la Seguridad Social. La modificación de la cuenta en que esté domiciliado el pago de las cuotas tendrá efectos el mismo mes en que se comunique, de formularse la comunicación entre los días 1 y 10 de cada mes, y a partir del mes siguiente, en caso de formularse la comunicación entre los días 11 y último de cada mes.

¿Quién es responsable de la cotización?

Con carácter general el responsable del ingreso de las cuotas es el empleador, conforme a la normativa establecida en el Régimen General de la Seguridad Social. No obstante, a partir del 1 de abril de 2013, el empleado de hogar que preste sus servicios durante menos de 60 horas mensuales por empleador y que hubiera acordado con este la asunción de las obligaciones de cotización, será el responsable del cumplimiento de la obligación de cotizar, debiendo ingresar la aportación propia y la correspondiente al empleador o empleadores con los que mantenga tal acuerdo, tanto por contingencias comunes como por contingencias profesionales.

En estos casos, el empleador estará obligado a entregar al trabajador, además del recibo de salarios, la aportación y cuota que, por los días del mes en que hubiera estado a su servicio, le corresponda por las contingencias comunes y profesionales. Esto es importante, ya que la responsabilidad por el incumplimiento de la obligación de cotizar al Sistema Especial para Empleados de Hogar en estos supuestos corresponderá al propio empleado y, subsidiariamente, al empleador o empleadores, salvo que éstos acrediten adecuadamente la entrega de sus aportaciones.

También en estos casos, durante las situaciones de incapacidad temporal, maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural, la entidad gestora o colaboradora de la Seguridad Social a la que corresponda el pago del respectivo subsidio descontará de éste el importe de la totalidad de la cotización a la Seguridad Social que proceda en dichas situaciones.

Bases de cotización del empleado del hogar

A partir del 1 de enero de 2016, las bases de cotización por contingencias comunes y profesionales se determinarán por aplicación de la siguiente escala, en función del tramo que corresponda a las retribuciones de los empleados de hogar.

Es importante tener en cuenta que para determinar la retribución mensual del empleado de hogar, el importe percibido mensualmente deberá ser incrementado con la parte proporcional de las pagas extraordinarias que tenga derecho a percibir el empleado del hogar.

Tramo Retribución mensual Base de cotización
Hasta 174,64 €/mes 149,34 €/mes
Desde 174,65 €/mes hasta 272,80 €/mes 247,07 €/mes
Desde 272,81 €/mes hasta 371,10 €/mes 344,81 €/mes
Desde 371,11 €/mes hasta 469,30 €/mes 442,56 €/mes
Desde 469,31€/mes hasta 567,50 €/mes 540,30 €/mes
Desde 567,51 €/mes hasta 665,00 €/mes 638,05 €/mes
Desde 665,01 €/mes hasta 764,40 €/mes 764,40 €/mes
Desde 764,41 €/mes 798,56 €/mes

Hasta el año 2018 las retribuciones mensuales y las bases de cotización de esta escala se actualizarán en idéntica proporción al incremento que experimente el salario mínimo interprofesional en cada uno de esos años.

Tipos de cotización del empleado del hogar

A continuación se muestra un cuadro resumen de los tipos de cotización aplicables a las bases de cotización anteriores, correspondientes a empleador y empleado del hogar para el ejercicio 2016, en función del tipo de contingencia:

Contingencias comunes Contingencias profesionales Total
Empleador 21,35 % 1,10 %  22,45 %
Trabajador 4,25 % 4,25 %
Total 25,60 % 1,10 % 26,70 %

Cotización por contingencias comunes

Para el año 2016, el tipo de cotización será del 25,60% sobre la base de cotización, el 21,35% a cargo del empleador y el 4,25% restante para el empleado.

Hasta el año 2018 el tipo de cotización se irá incrementando anualmente en 0,90 puntos porcentuales, fijándose su cuantía y distribución entre empleador y empleado en la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado. A partir del año 2019, el tipo de cotización y su distribución entre empleador y empleado serán los que se establezcan con carácter general para el Régimen General de la Seguridad Social.

Cotización por contingencias profesionales

El tipo de cotización por contingencias profesionales será el 1,10% sobre la base de cotización y será a cargo exclusivo del empleador.

Cotización por desempleo

El empleado de hogar no cotiza por desempleo al no estar prevista la cobertura de esta contingencia para los empleados del hogar.

¿Existe algún tipo de incentivo?

Durante el año 2016 será aplicable una reducción del 20% en las cotizaciones a cargo del empleador por contingencias comunes cuando hayan contratado y dado de el alta al trabajador a partir del 1 de enero de 2012 y siempre y cuando el empleado no hubiera estado dado de alta en el Régimen Especial de Empleados de Hogar a tiempo completo para el mismo empleador, entre el 2 de agosto y el 31 de diciembre de 2011.

Esta reducción del 20% se ampliará al 45% para las familias numerosas, siempre que los empleados del hogar presten servicios que consistan exclusivamente en el cuidado o atención de los miembros de dicha familia numerosa o de quienes convivan en el domicilio y siempre que ambos padres (o uno, en caso de familia monoparental) ejerzan una actividad profesional por cuenta ajena o propia fuera del hogar o estén incapacitados para trabajar. No obstante, cuando la familia numerosa sea de categoría especial, no será necesario que los dos progenitores desarrollen una actividad retribuida fuera del hogar. Hay que señalar que esta bonificación será de aplicación a un solo cuidador por unidad familiar.

No obstante, de conformidad con la Disposición adicional segunda del Real Decreto-ley 29/2012, de 28 de diciembre, estos beneficios no resultarán de aplicación en el supuesto en que los empleados de hogar que presten servicios durante menos de 60 horas mensuales por empleador asuman el cumplimiento de las obligaciones en materia de encuadramiento, cotización y recaudación tal y como se explica al principio de este artículo.

Calcula la cotización del empleado del hogar

Simulador de cotización
del empleado del hogar

También te puede interesar

Inscripción y afiliación del empleado del hogar a la Seguridad Social

Inscripción y afiliación del empleado del hogar a la Seguridad Social

Coberturas de la Seguridad Social al empleado del hogar

Coberturas de la Seguridad Social al empleado del hogar

Condiciones laborales del empleado del hogar

Condiciones laborales del empleado del hogar