··El régimen económico matrimonial
  • El régimen económico matrimonial

El régimen económico matrimonial

El régimen económico matrimonial es el conjunto de normas que regulan las relaciones económicas y patrimoniales entre los cónyuges y entre éstos y terceras personas. Es especialmente importante en los casos de separación y divorcio, así como en las herencias o en situaciones de insolvencia de alguno de los cónyuges, situación que puede afectar a terceros, por lo cual es necesaria su inscripción en el Registro Civil.

El régimen económico matrimonial será el establecido por los cónyuges de mutuo acuerdo en las capitulaciones matrimoniales, bien antes del matrimonio, bien en cualquier momento posterior, si bien la modificación del régimen realizada durante el matrimonio no perjudicará los derechos ya adquiridos por terceros.

En ausencia de capitulaciones se aplicará el régimen de la sociedad de gananciales, salvo en determinados territorios tales como Cataluña, Aragón, País Vasco, Navarro y las Islas Baleares donde son de aplicación los Derechos forales que establecen por defecto un régimen económico matrimonial propio.

Con carácter general y con independiencia del régimen económico matrimonial establecido, cualquiera de los cónyuges podrá atender las necesidades ordinarias de la familia conforme a sus circunstancias y a los usos del lugar. De las deudas que se contraigan por este motivo responderán solidariamente los bienes comunes y los del cónyuge que contraiga la deuda y, subsidiariamente, los del otro cónyuge. El cónyuge que aporte su propio dinero para satisfacer estas necesidades tendrá derecho a que se le reintegre de conformidad con su régimen matrimonial.

Los bienes donados conjuntamente a los cónyuges pertenecerán a ambos en pro indiviso por partes iguales, salvo que el donante haya dispuesto otra cosa.

Para disponer de los derechos sobre la vivienda habitual y los muebles de uso ordinario de la familia, aunque tales derechos pertenezcan a uno sólo de los cónyuges, se requerirá el consentimiento de ambos o, en su caso, autorización judicial.

Al fallecer uno de los cónyuges, las ropas, el mobiliario y demás enseres que constituyen el ajuar de la vivienda habitual se entregarán al que sobreviva, sin computárselo en su haber, salvo que se trate de joyas, objetos artísticos, históricos u otros de extraordinario valor.

Consulta a un abogado

También te puede interesar

La sociedad de gananciales

La sociedad de gananciales

El régimen de separación de bienes

El régimen de separación de bienes

El régimen de participación

El régimen de participación

Las capitulaciones matrimoniales

Las capitulaciones matrimoniales

2017-11-11T18:31:09+00:00 18 de marzo de 2016|

Send this to a friend