··El régimen de participación
  • El régimen de participación

El régimen de participación

En el régimen de participación cada uno de los cónyuges tiene derecho a participar en las ganancias que el otro obtenga durante el tiempo en que dicho régimen esté vigente. Si se adquiere conjuntamente algún bien, le pertenecerá a los dos.

¿Cómo se administran los bienes?

A cada cónyuge le corresponde la administración, el disfrute y la libre disposición tanto de los bienes que le pertenecían en el momento de contraer matrimonio como de los que adquiera durante la duración del régimen de participación.

¿Cómo se extingue el régimen de participación?

El régimen de participación se extingue en los casos previstos para la disolución de la sociedad de gananciales. Además cualquier cónyuge podrá pedir la terminación del régimen de participación cuando el otro comprometa gravemente sus intereses debido a la realización de actuaciones irregulares en la administración.

¿Cómo se produce la liquidación?

Una vez extinguido el régimen de participación se determinarán las ganancias por las diferencias entre los patrimonios inicial y final de cada cónyuge:

1. Patrimonio inicial

El patriminio inicial de cada cónyuge se compone de:

  • Activo. Incluye los bienes y derechos que le pertenecieran al inicio del régimen, así como los adquiridos después por herencia, donación o legado, estimados según el estado y valor que tuvieran al empezar el régimen o en el momento en que se adquirieron y su importe deberá actualizarse al día del cese del régimen de participación.
  • Pasivo. Se compone de las obligaciones que tuviera el cónyuge al empezar el régimen y, en su caso, las derivadas de la adquisición de bienes por donación, herencia o legado, siempre que no excedan del valor de los propios bienes.

El patrimonio inicial estará constituido por la diferencia entre el activo el pasivo, pero si el pasivo es superior al activo se entiende que no hay patrimonio inicial.

2. Patrimonio final

El patrimonio final de cada cónyuge estará formado por:

  • Activo. Los bienes y derechos de los que sea titular en el momento de finalización del régimen, estimados según el estado y valor que tenían en el momento de la terminación del régimen. Se incluirá también el valor de los bienes regalados por uno de los cónyuges sin consentimiento del otro, salvo que se trate de liberalidades de uso, así como los actos que realice uno de los cónyuges en fraude de los derechos del otro, estimados conforme al estado que tenían el día de la enajenación y por el valor que hubieran tenido si se hubiesen conservado hasta el día de finalización del régimen.
  • Pasivo. Las obligaciones que aún no se han satisfecho.

El patrimonio final estará constituido por la diferencia entre el activo y el pasivo. Los créditos que uno de los cónyuges tenga frente al otro se incluirán también en el patrimonio final del cónyuge acreedor y se deducirán del patrimonio del cónyuge deudor.

3. Ganacia

La participación en las ganancias se realizará siguiendo el siguiente criterio:

  • Cuando la diferencia entre patrimonio final e inicial de cada cónyuge resulte positivo, el cónyuge cuyo patrimonio haya experimentado menor incremento percibirá la mitad de la diferencia entre su propio incremento y el del otro cónyuge.
  • Cuando únicamente uno de los patrimonios resulte positivo, el otro cónyuge tendrá derecho a participar en la mitad del incremento del otro.

No obstante, al constituirse el régimen podrá pactarse una participación distinta pero deberá regir por igual y en la misma proporción respecto de ambos patrimonios y en favor de ambos cónyuges y no podrá convenirse una participación que no sea por mitad sí existen descendientes no comunes.

El crédito de participación deberá ser satisfecho en dinero y si hay dificultades para realizar el pago de forma inmediata, el Juez podrá conceder aplazamiento, siempre que no exceda de tres años y que la deuda y sus intereses legales queden suficientemente garantizados. En cualquier caso podrá pagarse mediante la adjudicación de bienes concretos, por acuerdo de los interesados o si lo concediese el Juez a petición fundada del deudor.

En caso de que el patrimonio del deudor no tenga bienes suficientes para abonar la participación del otro, podrá este impugnar las donaciones realizadas sin su consentimiento o en fraude de sus derechos en el plazo de dos años desde la extinción del régimen de participación.

Consulta a un abogado

También te puede interesar

La sociedad de gananciales

La sociedad de gananciales

El régimen de separación de bienes

El régimen de separación de bienes

Las capitulaciones matrimoniales

Las capitulaciones matrimoniales

2017-11-11T18:45:16+00:00 18 de marzo de 2016|

Send this to a friend