··Nulidad del matrimonio

Nulidad del matrimonio

La nulidad del matrimonio es la invalidación del matrimonio debido a defectos de forma o incumplimiento de los requisitos necesarios para su celebración, provocando por tanto que el matrimonio carezca de efectos. Se considera nulo el matrimonio, con independencia de su forma de celebración en los siguientes casos:

  • El matrimonio celebrado sin consentimiento.
  • El matrimonio celebrado por menores de edad no emancipados, salvo dispensa de edad concedida a partir de los 14 años.
  • El matrimonio celebrado por personas casadas.
  • El celebrado entre parientes en línea recta por consanguinidad o adopción.
  • El celebrado entre parientes colaterales por consanguinidad hasta el tercer grado, salvo que se conceda la correspondiente dispensa de impedimento de tercer grado.
  • El celebrado entre los condenados como autores o cómplices de la muerte dolosa del cónyuge de cualquiera de los contrayentes, salvo que se haya concedido la dispensa correspondiente.
  • El celebrado sin la intervención del juez, alcalde o funcionario ante el que deba celebrarse o sin la presencia de los testigos.
  • El celebrado por error en la identidad de la persona del otro contrayente o en aquellas cualidades personales que, por su entidad, hubieren sido determinantes de la prestación del consentimiento.
  • El contraído por coacción o miedo grave.

¿Quiénes pueden solicitar la nulidad?

La nulidad del matrimonio la pueden solicitar los propios cónyuges, el Ministerio Fiscal, así como cualquier persona que tenga interés legítimo en ello.

Si la nulidad es por falta de edad, sólo podrán solicitar la nulidad los padres, tutores o guardadores y también el Ministerio Fiscal, mientras el contrayente sea menor. Al llegar a la mayoría de edad, únicamente podrá solicitarla el propio contrayente y antes de que transcurra un año de convivencia desde que alcanzó la mayoría.

En caso de error, coacción o miedo grave, sólo podrá solicitarla el propio contrayente que lo haya sufrido, salvo que transcurra un año de convivencia desde que desapareció el error o cesó la coacción o el miedo.

¿Qué efectos tiene la nulidad?

El Juez no acordará la nulidad de un matrimonio por defecto de forma, si al menos uno de los cónyuges lo contrajo de buena fe, la cual se presume. La declaración de nulidad del matrimonio no invalidará los efectos ya producidos respecto de los hijos y del contrayente o contrayentes de buena fe.

La nulidad del matrimonio y sus efectos se determinarán en función de la ley aplicable a su celebración.

¿Qué ocurre con la nulidad eclesiástica?

Las resoluciones dictadas por los Tribunales eclesiásticos sobre nulidad de matrimonio canónico o las decisiones pontificias sobre matrimonio rato y no consumado tendrán eficacia en el ordenamiento civil, a solicitud de cualquiera de las partes, si se declaran ajustados al Derecho del Estado en resolución dictada por el Juez civil competente.

También te puede interesar

Requisitos del matrimonio

Requisitos del matrimonio

Separación matrimonial

Divorcio

Divorcio

2018-11-10T23:39:10+00:0018 de marzo de 2016|