··Pago de las deudas hereditarias

Pago de las deudas hereditarias

Los acreedores podrán oponerse a que se lleve a efecto la partición de la herencia hasta que se les pague o afiance el importe de sus créditos.

Por su parte, los acreedores de uno o más de los herederos podrán intervenir a su costa en la partición para evitar que ésta se haga en fraude o perjuicio de sus derechos.

Una vez hecha la partición, los acreedores podrán exigir el pago de sus deudas por entero a cualquiera de los herederos que no haya aceptado la herencia a beneficio de inventario, o hasta donde alcance su porción hereditaria, en el caso de haberla admitido con dicho beneficio. En ambos casos el demandado tendrá derecho a emplazar a los demás herederos, a menos que sea el único obligado al pago de la deuda.

El heredero que pague más de lo que corresponda podrá reclamar de los demás su parte proporcional.

Si alguna de las fincas de la herencia está gravada con una renta o carga real perpetua, sólo se procederá a su extinción cuando la mayor parte de los herederos lo acuerden. En caso de no ser posible la extinción o cuando los hereders no la acuerden, se rebajará el valor de la finca, que pasará con la carga al que le toque en lote o por adjudicación.

En caso de que uno de los herederos fuera acreedor del difunto podrá reclamar de los otros el pago de su crédito, deducida su parte proporcional como heredero.

2016-11-12T13:35:56+00:0016 de marzo de 2012|

Send this to a friend