Home·Herencias·Tipos de testamento·Testamento marítimo

Testamento marítimo

Los testamentos marítimos son aquellos testamentos que se otorgan durante un viaje marítimo de la siguiente forma:

Testamento marítimoEn un buque de guerra, ante el Comandante o el que ejerza sus funciones y que debe poner el visto bueno, en presencia de dos testigos idóneos que vean y entiendan al testador.

En un buque mercante, ante el Capitán o el que ejerza sus funciones y en presencia de dos testigos idóneos.

Los testigos se elegirán de entre los pasajeros y al menos uno de ellos ha de poder firmar en su nombre y en el del testador en el caso de que éste no sepa o no pueda hacerlo.

En caso de peligro de naufragio se podrá otorgar testamento de palabra ante dos testigos, quedando ineficaz si el testador se salva del peligro o si no se protocoliza de la forma conveniente.

Los testamentos hechos en alta mar, sean ológrafos, abiertos o cerrados, serán custodiados por el Comandante o el Capitán y se hará mención de ellos en el Diario de Navegación.

Si el buque arriba a un puerto extranjero en el que haya sede diplomática o consular de España entregará en ella copia del testamento abierto o del acta de otorgamiento del cerrado y de la nota tomada en el Diario. El agente diplomático o consular extenderá por escrito diligencia de la entrega y remitirá la copia del testamento o del acta de otorgamiento junto con la nota del Diario al Ministerio correspondiente, que mandará que se deposite en su Archivo.

Cuando el buque arribe al primer puerto español, el Comandante o Capitán entregará el testamento original cerrado y sellado a la Autoridad marítima local con copia de la nota tomada en el Diario y, si hubiese fallecido el testador, certificación que acredite el fallecimiento. La Autoridad marítima será la responsable de remitirlo al Ministerio correspondiente.

Si el testador hubiese fallecido y el testamento fuese abierto el Ministro remitirá el testamento al Juez del último domicilio del difunto y, si no le es conocido, al Decano de los de Madrid para que de oficio cite a los herederos y demás interesados en la sucesión, los cuales deberán solicitar que se eleve a escritura pública y se protocolice.

Si el testamento ha sido otorgado por un extranjero en buque español, el Ministro lo remitirá al de Asuntos Exteriores para que se le dé curso por vía diplomática. Si el testamento fuera ológrafo o cerrado en poder del testador y este falleciera, durante el viaje, el Comandante o Capitán lo custodiará y lo entregará a la Autoridad marítima local al llegar al primer puerto nacional para su correspondiente.

Los testamentos marítimos caducarán pasados cuatro meses contados desde que el testador desembarque en un punto donde pueda testar de forma ordinaria.

2016-11-12T13:35:57+00:00 29 de Enero de 2012|

Send this to a friend