El término es un hecho futuro y cierto, es decir, un hecho que seguro va a llegar.

Será válida la designación de día o de tiempo en que haya de comenzar o cesar el efecto de la institución de heredero o del legado, es decir, es posible tanto la institución a término inicial como a término final. En ambos casos, hasta que llegue el término señalado, o cuando éste concluya, se entenderá llamado el sucesor legítimo.

TérminoTérmino inicial o suspensivo

El testador instituye heredero o legatario con efecto a partir de cierto día. Hasta entonces entrará en posesión de los bienes el sucesor legítimo que deberá prestar caución suficiente.

El término suspensivo no impide al heredero o legatario adquirir sus respectivos derechos y transmitirlos a sus herederos, aun antes de que se verifique su cumplimiento.

Término final o resolutorio

El heredero o legatario está obligado a la restitución al alcanzarse el término establecido, momento a partir del cual entrará en posesión de los bienes el sucesor legítimo.