Home·Herencias·La sustitución hereditaria·Sustitución pupilar y ejemplar

Sustitución pupilar y ejemplar

Sustitución pupilar y ejemplarLas sustituciones pupilar y ejemplar son aquellas que pueden realizar los padres y ascendientes sobre sus descendientes menores para testar o incapaces con la finalidad de evitar la sucesión intestada de éstos en caso de fallecimiento.

En ambos casos se deberán respetar los derechos legitimarios de los herederos forzosos en caso de que la persona sustituida los tuviera.

La particularidad de este tipo de sustituciones es que comprende el patrimonio entero del sustituido y no sólo el recibido del testador, según Sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Civil, Sección Primera, de 14 de abril de 2011, por lo que los sustitutos heredarán todos los bienes de la persona sustituida y no sólo el patrimonio del sustituyente.

Sustitución pupilar

Los padres y demás ascendientes pueden nombrar sustitutos para sus hijos menores de 14 años para el caso de que mueran antes de dicha edad, con el fin de evitar la sucesión intestada del menor, ya que los menores de 14 años no pueden otorgar testamento.

La sustitución deja de tener efecto en los siguientes casos:

– Por alcanzar el sustituido la edad de 14 años.

– Por nulidad del testamento en que se estableció la sustitución pupilar.

– Por fallecimiento del sustituto pupilar antes del sustituido.

– Por incapacidad o indignidad para suceder el sustituto o por su renuncia.

– Por revocación de la sustitución pupilar ordenada por el ascendiente.

Sustitución ejemplar

Los padres y demás ascendientes también podrán nombrar sustitutos para sus hijos mayores de 14 años que hayan sido declarados incapaces por enajenación mental, con el fin de evitar la sucesión intestada del incapaz debido a la imposibilidad de otorgar testamento a causa de su incapacidad. La validez de esta sustitución está supeditada a que la incapacidad sea declarada judicialmente.

La sustitución quedará sin efecto por el testamento otorgado por el incapacitado durante un intervalo de lucidez o después de haber recobrado la razón.

2016-11-12T13:35:57+00:00 28 de Enero de 2012|

Send this to friend