Home·Herencias·Los albaceas

Los albaceas

El albacea es la persona encargada de cumplir la última voluntad del testador custodiando sus bienes y dándoles el destino que corresponda según lo establecido en el testamento.

Los albaceasEl testador podrá nombrar uno o más albaceas. No podrá serlo aquel que no tenga capacidad para obligarse, incluyendo a los menores, aunque cuenten con la autorización del padre o tutor.

El albacea puede ser universal o particular y pueden ser nombrados mancomunda, sucesiva o solidariamente.

El albaceazgo es voluntario y se entenderá aceptado por el nombrado para desempeñarlo si no se excusa dentro de un plazo de seis días. Si acepta el cargo se constituye en la obligación de desempeñarlo, aunque podrá renunciar alegando justa causa ante el Juez. Si lo rechaza o renuncia sin justa causa, perderá lo que le hubiese dejado el testador, salvo su derecho a la legítima.

Los albaceas tendrán las facultades que les haya conferido el testador y no habiéndolas determinado tendrán las siguientes:

Disponer y pagar los sufragios y el funeral del testador con arreglo a lo dispuesto por él en el testamento y, en su defecto, según la costumbre del pueblo.

Satisfacer los legados que consistan en metálico, con el conocimiento y el beneplácito del heredero.

Vigilar la ejecución de todo lo demás ordenado en el testamento, y sostener, siendo justo, su validez en juicio y fuera de él.

Tomar las precauciones necesarias para la conservación y custodia de los bienes, con intervención de los herederos presentes.

Si no hay en la herencia dinero suficiente para el pago de funerales y legados y los herederos no lo aportan, promoverán la venta de los bienes muebles y si aún así no alcanza, la de los inmuebles.

Si el testador no establece ningún plazo, el albacea deberá cumplir su encargo dentro de un año a contar desde su aceptación o desde que terminen los litigios sobre la validez o nulidad del testamento, en caso de que haya habido litigio. En testador puede ampliar el plazo y si no señala expresamente por cuánto tiempo, se entenderá prorrogado por un año. En cualquier caso, los herederos y legatarios podrán de común acuerdo prorrogarlo por el tiempo necesario, aunque si el acuerdo es sólo por mayoría la prórroga no podrá exceder de un año.

2016-11-12T13:35:58+00:00 29 de Enero de 2012|

Send this to a friend