Home·Herencias·Quiénes pueden suceder

Quiénes pueden suceder

Quiénes pueden sucederLa capacidad para suceder

Podrán suceder todos aquellos que no estén incapacitados por la Ley, que son los siguientes: las criaturas abortivas, las asociaciones o corporaciones no permitidas por la Ley, el Notario que autorice el testamento, su cónyuge, parientes o afines hasta el cuarto grado, salvo en calidad de legatarios de algún objeto mueble o de una cantidad de poca importancia, los testigos en los testamentos, los incapaces y, por último, los indignos para suceder.

Causas de indignidad para suceder

Dada su importancia, a continuación se detallan las personas incapaces de suceder por causa de indignidad. Se consideran indignas para suceder las siguientes pesonas:

Los padres que abandonen, prostituyan o corrompan a sus hijos.

El condenado por sentencia firme en juicio por atentar contra la vida del testador, de su cónyuge, descendientes o ascendientes. Si además fuese heredero forzoso, perderá su derecho a la legítima.

El que acuse al testador de un delito con pena de prisión mayor cuando la acusación sea declarada calumniosa por sentencia firme.

El heredero mayor de edad que conociendo la muerte violenta del testador no la denuncia en el plazo de un mes a la justicia, salvo en los casos en que no haya obligación legal de acusar.

El que obligue al testador a hacer testamento o a cambiar mediante el empleo de amenazas, fraude o violencia.

El que impida al testador hacer testamento o le impida revocarlo o el que suplante, oculte o altere uno posterior con el uso de amenazas, fraude o violencia.

Las personas con derecho a la herencia de una persona con discapacidad que no le hayan prestado las atenciones necesarias, es decir, todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica, educación e instrucción del discapacitado.

Estas causas de indignidad dejan de surtir efecto si el testador las conocía en el momento de hacer testamento, o si las conoce después y lo indica así en documento público.

Para calificar la capacidad del heredero o legatario se atenderá al tiempo de la muerte del testador, salvo en los casos en los que haya que esperar a la sentencia o al transcurso de un plazo establecido.

El incapaz de suceder que haya entrado en posesión de los bienes de la herencia estará obligado a restituirlos con todos los frutos y rentas que haya percibido hasta ese momento. No obstante, se debe tener en cuenta que no podrá solicitarse la declaración de incapacidad pasados cinco años desde que el incapaz haya tomado posesión de la herencia o legado.

Si el que ha sido excluido de la herencia por incapacidad es hijo o descendiente del testador y a su vez tiene hijos o descendientes, serán ellos los que adquieran su derecho a la legítima.

2016-11-12T13:35:53+00:00 27 de Enero de 2012|

Send this to a friend