La sucesión intestada es aquella que se realiza en favor de los parientes, viudo o viuda o el Estado cuando ocurre alguna de las siguientes circunstancias:

Cuando no existe testamento o el testamento es nulo.

Cuando no se declaran herederos en todo o en parte de los bienes.

Cuando no se cumple la condición puesta al heredero o éste muere antes que el testador o bien repudia la herencia sin que haya sustituto ni derecho de acrecer.

Cuando el heredero es incapaz de suceder.